La onicomicosis: hongos en las uñas
La onicomicosis es una infección de las uñas producidas por hongos y ,generalmente, los síntomas que la acompañan son molestias, picor y cambio progresivo en la apariencia de las uñas. Este último, es el principal motivo por el que las personas afectadas acuden al médico, cuando la infección está en un estado avanzado. Por tanto, es importante la detección precoz a partir de la más mínima sospecha, pues de esta manera se podrá mejorar la efectividad del tratamiento y evitar que la infección se haga crónica.

Este tipo de infección aumenta con la edad, por lo que es mucho más frecuente en ancianos que en niños. Otro factor importante, a tener en cuenta, es que cualquier alteración previa que exista en la uña como crecimiento lento, problemas en la circulación o golpes reiterados en la misma, propician notablemente la aparición de la onicomicosis.

Por otro lado, aquellos trabajos que implican estar en contacto continuo con el agua o requieren el uso de guantes, presentan mayor riesgo de contraer este tipo de infección en las uñas de las manos. También, puede suceder que más de un miembro de la familia contraiga la infección al mismo tiempo. Esto es debido al contagio producido por compartir toallas, zapatillas, etc.

La onicomicosis: hongos en las uñas
Los traumatismos causados en las uñas, así como una higiene deficitaria, son otros de los factores que favorecen la infección. En cuanto a los grupos de personas más expuestos están los deportistas, diabéticos, personas con sistema inmunitario deficiente, personas obesas y ancianos.

Progresión de la infección

Existe una gran variedad de hongos que pueden causar este tipo de infección, aunque los más comunes son los dermatofitos (más frecuente en varones a partir de 40 años y localizadas en los pies) y las candidas (afectando principalmente a mujeres y localizadas, sobretodo, en las manos).

Respecto a la infección producida por dermatofitos, esta se caracteriza por invadir las uñas de forma lenta pero progresiva, no produce dolor pero provoca sequedad, pérdida de elasticidad, engrosamiento y deformación. La infección producida por candidas suele producir inflamación alrededor de la uña, enrojecimiento, calor, dolor e hinchazón.

Tratamiento

Normalmente, la onicomicosis tiene tratamiento, ahora bien, si la causa que la produce no se elimina radicalmente, será imposible la curación. Existen dos tipos de tratamiento: tópicos (aplicados directamente sobre la uña) y sistémicos (por vía oral). Suelen ser de evolución lenta, entre 6 y 12 meses, ya que hay que esperar al crecimiento completo de la uña y que sea reemplazada por otra nueva. Por lo que respecta a las uñas de las manos, el tratamiento puede durar entre 6 semanas y 3 meses.

La onicomicosis: hongos en las uñas
Prevención

– Ante la más mínima sospecha de alteración en las uñas, acudir al médico.
– Extremar la precaución si se padece alguna enfermedad crónica. La diabetes, por ejemplo, propician la infección.
– Si ya se padece onicomicosis, no utilizar los mismos cortauñas o limas para las uñas sanas ya que facilita el contagio.
– Mantener las uñas cortas y limadas: las de los pies se han cortar rectas y las de las manos curvas.
– Utilizar jabón y cepillo para limpiar las uñas cada día.
– Utilizar calzado cómodo y amplio.
– Evitar caminar descalzo en lugares públicos: gimnasios o piscinas.
– Muy importante, a tener en cuenta, que la humedad favorece la aparición de infecciones.