La progesterona y la mujer
La progesterona es una hormona esencial para la mujer. Esta juega un papel muy importante en el ciclo menstrual regular y durante el embarazo, sin embargo, esto no significa que esta hormona sea sólo importante durante el embarazo. Esta hormona se produce de manera natural. Las dos glándulas más importantes que contribuyen a su producción son las gónadas y las glándulas suprarrenales. Los niveles de esta hormona van cambiando según el ciclo menstrual y, por lo general, los niveles están más altos entre ciclo y ciclo.

Durante el embarazo, los niveles están constantemente altos después de las primeras ocho semanas. Esto sirve a la mujer a adaptarse más fácilmente a los cambios, haciendo que el cuerpo esté en mejores condiciones y el embarazo transcurra de manera saludable. Algunas mujeres tienen una producción un poco baja y deben se las puede ayudar con un suplemento especial.

A veces, durante los tratamientos de fertilidad, los suplementos de progesterona pueden ser administrados para aumentar las probabilidades de la concepción. Estos suplementos pueden continuar, incluso durante el embarazo para evitar problemas relacionados con abortos involuntarios. Después del parto, esta hormona es necesaria para garantizar la correcta producción de leche en los pechos.

Durante la menopausia, se experimenta una caída en la producción de progesterona y esto hace que muchos órganos se vuelvan más sensibles. Una caída a niveles mínimos, puede tener un profundo impacto en el estado de ánimo y, llegar a causar problemas físicos. Recuerda pedir un buen chequeo médico a tu médico para que te confirme que todos tus niveles se encuentran en un estado óptimo.