La saludable agua caliente con zumo de limón
El limón es apreciado por sus innumerables aplicaciones terapéuticas. Beber agua caliente junto con zumo de limón fresco es un remedio muy utilizado para perder peso. Pero, ¿hay alguna evidencia médica? ¿Cuáles son los beneficios del agua junto con el limón? Las ventajas de tomar agua caliente con limón se centran en una piel joven, el mantenimiento de una digestión saludable mediante la reducción de los problemas del intestino, lucha contra las infecciones, desintoxicar el cuerpo y muchos más.

Ambos líquidos no contienen calorías y proporcionan beneficios para la salud. Juntos forman una mezcla saludable, la cual puede ser utilizada por todos. El limón es una rica fuente de vitamina C, vitaminas del complejo B, proteínas, minerales, flavonoides y otros nutrientes esenciales. Es un poderoso antioxidante, el zumo de limón funciona muy bien en la lucha contra las infecciones y el tratamiento de inflamaciones.

El agua caliente con zumo de limón y la miel se pueden utilizar para bajar de peso. Tener esta simple bebida a mano, nos proporciona una ingesta baja en calorías que reduce el apetito. Mientras que el limón es bueno para la desintoxicación, la miel proporciona energía para la realización de actividades y también impulsa los niveles de resistencia. El agua caliente con limón ayuda a la purificación de la sangre y asegura el funcionamiento normal del sistema circulatorio.

No es de extrañar que sea un ingrediente común para muchas dietas de desintoxicación. También es recomendable para los asmáticos y los que tienen enfermedades respiratorias. Además, es un excelente remedio casero para tratar los síntomas del resfriado y la gripe. Este líquido es capaz de reducir la secreción excesiva de flemas.