La vacuna contra la viruela
Esta vacuna, es la única manera de prevenir la viruela. La vacuna está hecha de un virus llamado virus vaccinia, que es otro tipo de viruela. La vacuna ayuda al cuerpo a desarrollar inmunidad contra esta enfermedad. La vacunación rutinaria de la gente se detuvo en 1972, después de que la enfermedad fue erradicada en los Estados Unidos.

La vacunación contra la viruela no se realiza como el resto de las vacunas. Esta se administra mediante una aguja con la que se pincha varias veces la piel. Los pinchazos no son demasiado profundos pero, es normal, que salgan algunas gotitas de sangre. La vacuna se pone en la parte superior del brazo. Después de realzar este procedimiento, saldrá un pequeño abultamiento rojo que producirá un poco de escozor al paciente.

Durante la primera semana, el bulto se convierte en una ampolla grande, llena de pus que comenzará a drenarse. Durante la segunda semana, la ampolla comienza a secarse y a formarse una costra. La costra se cae durante la tercera semana, dejando una pequeña cicatriz. La vacunación después de 4 a 7 días después de una exposición a la enfermedad, probablemente, ofrezca cierta protección o podrá modificar la gravedad de la enfermedad.

La primera dosis de la vacuna ofrece una protección contra la viruela que dura entre 3 y 5 años. Poco a poco irá disminuyendo la inmunidad. Recuerda que esta vacuna, no contiene el virus de la viruela, contiene el virus vaccinia que puede causar fiebre, erupciones y dolores de cabeza y cuerpo.