Las algas para fines terapéuticos
Muchos estudios han demostrado que la composición nutricional y mineral de las algas, así como sus efectos salutíferos, son beneficiosos para la salud. La selección adecuada de algas para el consumo permite alcaliniza la sangre, refuerza el sistema de defensas y también posee cualidades hipocolesterolemiantes, hipoglucemiantes y reguladoras de la funcionalidad intestinal, al corregir el estreñimiento o la diarrea. También por sus propiedades físico-químicas, algunos de los compuestos convierten a las verduras del mar en alimentos perfectos para la confección de diversidad de platos, desde gelatinas hasta sopas, ensaladas, postres y helados. Las algas dan consistencia a las recetas, además de reforzar el gusto y hacerlas más nutritivas.

Las propiedades de las algas dependen en gran parte de su composición individual, de la zona donde crezcan o se cultiven. Por ejemplo, el alga kombu natural de Europa tiene una textura más firme y un sabor más fuerte debido a su mayor riqueza de minerales que la kombu japonesa, de textura suave y sabor más apreciado por su dulzor. La distinta composición de las aguas oceánicas da lugar a diferencias entre algas, pero no siempre unas son mejores que las otras.

Las principales propiedades de estas algas marinas se centran en su alta concentración y biodisponibilidad de minerales, en particular el yodo, el calcio y el hierro. Además, se pueden considerar una apreciable fuente dietética de fibra con propiedades antioxidantes que hacen a la vez de protectoras cardiovasculares, por su elevado contenido en fucosterol y fucoxantina. No obstante, existen diferencias nutricionales entre unas y otras. Por ello, al emplear las algas con fines terapéuticos, cabe conocer con seguridad la composición y las particularidades nutritivas de unas y otras.

– Proteínas: nori, dulse, wakame, arame.
– Calcio: iziki, wakame, arame, kombu.
– Hierro: dulse.
– Yodo: kombu, arame, dulce.
– Fibra: kombu y algas rojas (nori, dulse, carrageen o musgo de Irlanda).
– Vitamina A: nori.