Las ampollas en la piel
Las ampollas son una especie de granitos transparentes que salen en la piel llenos de líquido. Las ampollas pueden ser causadas por diferentes motivos. Algunas de las principales causas por las que pueden salir las ampollas son: quemaduras, reacciones a las picaduras de insectos, el roce o un trauma crónico de la piel, erupciones cutáneas y enfermedades virales, como la varicela. Las ampollas generalmente están llenas de un líquido estéril que aparentemente puede parecer agua.

La mayoría de las ampollas no causan dolor a menos que se produzca la rotura de su bolsita y la piel interna (que es en realidad la afectada) quede expuesta al exterior. Si notas dolor seguro que es de la zona que rodea la ampolla ya que se encuentra irritada. Si tienes una ampolla recuerda los siguientes consejos:

No rompas la bolsa contenedora del líquido. Esto puede hacer que cojas una pequeña infección. La ampolla debe romperse por sí sola si notas escozor al producirse la rotura es que no está del todo seca, así que aplícate alguna pomada especial.
• Si te preocupa que se rompa el día que más cosas tienes que hacer, se práctico y trata de proteger la ampolla con un vendaje adhesivo.

Dependiendo de la causa por la que te haya salido la ampolla deberás acudir al médico:

• Si las ampollas se han formado a partir de una quemadura o por la exposición a sustancias químicas.
• Si las ampollas están dentro de la boca.
• Si el dolor o el enrojecimiento no dejan de parar o de aumentar.
• Si la ampolla rezuma pus.