Los beneficios de las cerezas
Las cerezas son frutas del tiempo y los rayos de sol para alcanzar su grado de maduración. Esto se produce durante los meses de verano, la temporada perfecta para comer estas deliciosas frutas rojas. Con el calor, las cerezas consiguen sus propiedades organolépticas óptimas que se reflejan en una textura firme, además de su mayor concentración de nutrientes, entre los que destacan compuestos antioxidantes. Hay que aprovechar el periodo estival para consumirlas en su mejor momento, se pueden consumir en multitud de recetas.

Estas frutas deben su color rojo intenso a las antocianinas, que contiene distintos tipos de antioxidantes concentrados. Estos compuestos son flavonoides, flavanoles y flavonoles, indoles, indolamina, entre otros que contribuyen al sabor, el color y otras propiedades sensoriales, por lo que tienen un valor añadido como agentes antioxidantes y protectores de la salud humana.

De postres tomar unas cerezas provee de una buena dosis de potasio, mineral que ayuda a evitar los calambres musculares. Las necesidades de este mineral son mayores tratar la hipertensión arterial, por lo que es recomendable comer cerezas durante todo el año. Además, son las frutas idóneas para las mujeres embarazadas, al proporcionarles parte del ácido fólico que precisan en esta etapa vital.

Lo recomendable es comer las cerezas frescas, al natural, aunque también se puede aprovechar su intenso sabor para endulzar y dar colorido a los platos. También puedes tomar un apetitoso sorbete helado de cerezas, un gazpacho de picotas o un zumo de naranja con frambuesas y cerezas. Las cerezas son reconocidas por su propiedad de sensación de relajación.

Estas frutas se pueden comer entre horas mezcladas con yogur y muesli o con surtido de frutas. Sirven de ingredientes para preparar el relleno de unos crepes o una refrescante compota de cerezas. Por otro lado, si las confitamos, las cerezas resultan el complemento perfecto para acompañar una tostada con queso fresco, cremoso o requesón. ¡Las posibilidades son muchas!