Los beneficios del método Pilates
Por desgracia estamos muy acostumbrados a relacionar “deporte” con un alto esfuerzo físico que en muchas ocasiones nos genera lesiones musculares. Sin embargo, con varios años ya de tradición, el Pilates se ha ido imponiendo como uno de los métodos de ejercicio más beneficiosos para la salud, para el equilibrio y para evitar los molestos dolores de espalda.

El Pilates fortalece la musculatura sin aumentar excesivamente el volumen muscular, en especial los músculos del abdomen y espalda. No solo fortalece el vientre sino también los ligamentos y la flexibilidad, por lo que en la rutina diaria notaremos más fuerza y agilidad, utilizando como punto de nuestro equilibrio la zona abdominal.

Además, este deporte corrige la postura reduciendo los dolores de cuello, espalda y lumbares, sobre todo por la importancia que otorga a aspectos tales como la correcta respiración, las posturas, y el equilibrio.

Es cierto que en muchos centros se ofrece con precios fuera de nuestro alcance, pero cada vez más los polideportivos municipales están acogiendo este ya no tan nuevo deporte con cuotas muchísimo más asequible. Eso sí, en estos casos se sustituyen los ejercicios con máquinas, basadas en las tensiones y extensiones de muelles, y todos los ejercicios se harán en el suelo con balones, colchonetas o cintas, entre otros.

Por otra parte hay que destacar que la concentración que se consigue al controlar en todo momento la respiración, no sólo aumenta la flexibilidad y la agilidad, sino que además reduce el estrés y repercute de forma positiva en aspectos del metabolismo y la psicología, con lo que las personas que practican este deporte se sienten más relajadas y aquellas con alteraciones del sueño mejoran de forma formidable a las pocas sesiones.