Los hábitos poco saludables de las futuras embarazadas
Según el informe “Educación Nutricional en la etapa preconceptual, embarazo y lactancia”, elaborado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, el 40% de las mujeres que quiere quedarse embarazada bebe alcohol habitualmente y el 20% fuma. Además de estas dos variables, el estudio también revela que las futuras mamás tienen carecías importantes en sus hábitos alimentarios. Estos malos hábitos pueden incidir en la salud del futuro bebé.

Esta encuesta que ha sido elaborada a 14.000 mujeres y ha sido realizada por 3.000 farmacéuticos revela que las mujeres se cuidan cuando ya están embarazadas, pero no demasiado cuando están en la fase previa. Sin embargo, el 14% sigue tomando alcohol en el embarazo y el 9% sigue fumando. Esto es señal de cierta irresponsabilidad o desconocimiento por parte de las mujeres. Para combatir estos malos hábitos los farmacéuticos que han realizado la encuesta han aportado consejos saludables para la vida diaria a las futuras embarazadas, como por ejemplo disminuir el consumo de bollos (cuatro de cada diez abusa de la bollería industrial) y comer más fruta y verdura.

Aquilino García, vocal del consejo de farmacéuticos ha explicado que “las consecuencias de la malnutrición de la madre en el niño son importantísimas: bajo peso al nacer, baja densidad ósea por carencia de calcio, anemia por falta de hierro o cretinismo por carencia de yodo; entre otros”. Aquilino García que ha sido quien ha presentado la encuesta ha añadido que es especialmente peligroso beber alcohol durante los meses previos al embarazo.

Si estás pensando quedarte embarazada te recomendamos que tomes precauciones desde el primer momento en que se te pase la idea tener un bebé, no sólo cuando ya estés embarazada. Dejar de fumar puede ser duro, pero piensa que puede perjudicar la salud de tu futuro hijo y dejarlo te costará menos. Si llevas una dieta equilibrada y tomas fruta y verdura verás como tu bebé nace fuerte y sano. Recuerda que los malos hábitos pueden también provocar abortos.