Los pies de los diabéticos
Los diabéticos deben cuidarse mucho para no sufrir cortes o rasguños en su cuerpo debido al problema que tienen. Una de las partes del cuerpo con las que más cuidado deben tener es con los pies. Un corte en un pie puede provocar: infección, gangrena, o lo peor de todo, la amputación o la muerte. Aquí tienes algunas sugerencias para cuidar tus pies:

1. Nunca uses sandalias abiertas o chanclas. Claro que son bonitas y muy cómodas pero no son el mejor zapato para un diabético. Este tipo de zapatos no ofrece protección con los innumerables objetos que puedes encontrar por tu camino: paras de las mesas, piedras, pisotones, etc. Intenta utilizar zapatos que cubran todo tu pie.

2. Usa zapatos cómodos. Unos zapatos con unas buenas plantillas, fuertes pero flexibles y con una suela firme te asegurarán el correcto apoyo del pie. Si el zapato realiza presión en determinadas zonas se producirán las odiosas ampollas. Nunca pinches la ampolla. Llama a tu médico para preguntarle como debes solucionar el problema

3. No vayas descalzo ni por casa. Cómprate un cómodo par de zapatillas de estar por casa. Si vas a la playa, unos buenos escarpines evitarán problemas innecesarios.

4. Lávate los pies todos los días con agua y con un jabón suave. Sécalos con una toalla suave, y asegúrese de secas bien entre los dedos. Examina cuidadosamente cada centímetro de tus pies. Si la piel está seca o escamosa, utiliza una buena crema hidratante. Nunca apliques la crema entre los dedos.

5. Cuando te cortes las uñas de los pies, asegúrate de realizar un corte recto, así evitarás que cuando crezca se te clave en los lados.