Los terrores nocturnos en los adultos
Aunque los terrores nocturnos suelen darse entre los niños, son muchas las personas que lo sufren en una edad adulta. En el caso de que te hayas despertado de golpe, muy nervioso y con una gran sensación de angustia es posible que hayas padecido un terror nocturno.

Acto seguido te hablo un poco más de este trastorno del sueño para que sepas un poco más del mismo y sepas identificarlo sin problemas.

¿En qué consisten?

Los terrores nocturnos consisten en episodios de miedo intenso combinado con movimientos bruscos mientras la persona permanece dormida. Dichos terrores pueden estar unidos al sonambulismo y suelen padecerlos los niños de entre 5 y 12 años. Es bastante normal que dicho problema desparezca en la adolescencia aunque muchos adultos lo siguen teniendo durante su vida a causa de un alto nivel de estrés o de ansiedad en su día a día. Cuando el problema va a más y la persona no consigue descansar bien y tiene graves problemas para dormir, es esencial el acudir a un profesional que sepa como tratar el tema de los terrores nocturnos.

¿Cómo saber si se sufre?

Es bastante normal el confundir dichos terrores con las pesadillas aunque hay grandes diferencias entre ambos trastornos del sueño. En el caso de las pesadillas suelen darse al final del sueño mientras que en el caso de los terrores nocturnos la persona los sufre durante las primeras de horas. En la pesadilla se suele recordar parte del sueño mientras que en los terrores la persona no recuerda nada de lo ocurrido.

Los síntomas más claros de haber sufrido un terror nocturno consiste en levantarse de la cama de una forma brusca, hablar en alto, pegar golpes o patadas al aire, respiración acelerada, cara desencajada o comportamiento agresivo frente a lo demás.

Los terrores nocturnos en los adultos

¿Cuándo hay que preocuparse?

Si dichos terrores ocurren de una manera esporádica y puntual no hay que darle excesiva importancia ya que es probable que se vayan sin más. El problema está cuando dichos terrores se dan de una manera habitual y puede peligrar la seguridad física de la persona que lo sufre u otras personas que se pueden encontrar a su alrededor. En tal caso hay que acudir a un profesional para que pueda tratar el tema lo más pronto posible. Antes de acudir al médico es importante que anotes la frecuencia con la que se dan dichos terrores y si tomas algún tipo de medicamento por las noches ya que en muchas ocasiones los efectos secundarios de tal producto puede ser el causante de que sufras dicho trastorno del sueño. La información es realmente importante a la hora de que el profesional sepa solucionar el temas de los terrores nocturnos.

¿Cómo prevenir los terrores nocturnos?

Antes de acudir al especialista puedes intentar prevenir dichos terrores con una serie de medidas que te detallo a continuación. Puedes reducir la ingesta de estimulantes como es el caso del café, el chocolate o las bebidas azucaradas. El deporte es un tipo de actividad que te puede ayudar a dormir mucho mejor. Por otra parte es esencial que evites situaciones de estrés en tu día a día y hagas algún tipo de actividad relajante que te ayude a desconectar de los problemas.

Es probable que una vez acudas al médico el tratamiento consista en tomar una serie de medicamentos que te ayude a dormir mucho mejor y a relajarte a lo largo de la noche. De todas formas si quieres evitar el consumo de dichos productos puedes optar por tomar algo mucho más natural y saludable para el organismo como es el caso de infusiones relajantes y que ayuden a conciliar el sueño.