Mantener una dieta saludable estando embarazada
Si vas a ser mamá, tendrás que empezar a preocuparte por la saludo del pequeño que llevas dentro ¿no crees? Las mamás trabajadoras, con un estresante estilo de vida, pueden tener un embarazo bastante difícil. Para las mujeres embarazadas que trabajan, comer los nutrientes esenciales se convierte en una meta, a veces, difícil de alcanzar. Evidentemente, la tentación de comer comida rápida y alimentos procesados en lugar de cocinar una comida elaborada, es algo que se deben plantear aunque “pierdan” tiempo.

Debes recordar que una dieta saludable, que contenga todos los nutrientes necesarios, es fundamental para mantener la salud de la madre y del bebé. Si lo que estás tratando es de quedarte en estado, entonces es mejor que realices una dieta pre-embarazo, que puede ayudarte mucho más cuando lo consigas. Un pre-plan de dieta de embarazo se centra en la salud de la mujer.

Cuanto antes se comience a recibir la cantidad suficiente de nutrientes como el ácido fólico, (lo ideal, durante la preconcepción), mayores serán las posibilidades de concebir un bebé sano. Un plan de dieta durante el embarazo, puede centrarse en la pérdida de peso de forma saludable si es que se engorda demasiado. Debes mantener este estilo de vida saludable después de tener a tu bebé.

Recuerda que tu ingesta de calorías es compartida con el bebé, de modo que deberás aumentar la cantidad. Por ejemplo, lo normal es aumentar 300 calorías durante el último trimestre. La ingesta calórica puede variar de persona a persona, dependiendo de muchos factores como la edad, la actividad física, la salud en general, etc. Es por eso que deberás revisar tu dieta cada cierto tiempo y siempre en contacto con tu médico.