Mantenerse en forma los fines de semana
Cuando estás en el trabajo, puede ser bastante difícil mantener una dieta estricta, debido principalmente a los horarios. Pero ¿qué pasa durante el fin de semana? Sabes que debes ir al gimnasio y comprar alimentos saludables en el supermercado, pero el sofá y las bolsas de patatas fritas son irresistibles. Aquí tienes algunos consejos que te pueden ayudar a mantenerte activo el fin de semana y, al menos, podrás mantenerte en tu peso habitual.

1. Caminar, en lugar de conducir
Si tienes un montón de recados que hacer, lo mejor que puedes hacer es hacerlos andando o ir en bicicleta en vez de ir a todos los sitios en coche. Lleva una botella de agua en vez de un refresco. Nunca vaya de compras con hambre.

2. Limpia tu cuarto o la casa
Los expertos en salud aseguran que cuando se realizan las tareas de la casa se pierden bastantes calorías. Así que coge tu iPod y ¡a limpiar!

3. Jugar
Planifica diferentes juegos que te permitan “desgastar”

4. Trabajos fuera de casa
Si tienes jardín será perfecto, pero si no lo tienes puedes ir a ayudar a algún amigo con el suyo; corta el césped, recoge las hojas…

5. Diversión en la playa
En la playa se pueden realizar más actividades además de los típicos paseos. Jugar al voleibol o al futbol pueden ser unas actividades muy confortantes.

6. Gimnasio con amigos
Seguro que durante la semana no os veis mucho, así que para matar dos pájaros de un tiro” podéis quedar los fines de semana para ir al gimnasio.