Masajes relajantes en la bañera
Para aliviar tensiones y contracturas, no hay nada mejor que el agua caliente en un baño de inmersión y aplicar unos masajes relajantes que te descontracturen.

Masajes relajantes en la bañera
Llena la bañadera con agua calentita y añade un puñado de sal marina. Antes coloca clavo de olor en el fondo para que libere su aroma. También puedes utilizar aceite esencial.

Masajes relajantes en la bañera
Sumérgete en el interior de la bañadera hasta que todo tu cuerpo menos la cabeza dentro del agua. Mueve tu cuello suavemente, coloca tus manos detrás de la nuca e intenta llevar bajar la cabeza tanto como puedas.

Masajes relajantes en la bañera
En la misma posición de estiramiento, lleva las rodillas al pecho. Intenta mantener sumergida la zona de tu cuerpo que estés masajeando.

Masajes relajantes en la bañera
Dentro de la bañadera con las piernas recogidas y un poco separadas , inclínate hacia delante, llevando la cabeza a las rodillas.

Masajes relajantes en la bañera
Realiza presión en los brazos con tus dedos desde la muñeca hasta los hombros, como si fueran pinzas. Presiona con ambas manos en tu pecho y respira profundamente. También es bueno presionar los pies para activar la circulación.

Masajes relajantes en la bañera
Finalmente, masajea tu cuero cabelludo con presiones circulares de todos tus dedos. Cierra los ojos, respira profundamente, inhala la fragancia de los aceites esenciales y no pienses en nada. Concéntrate en los sonidos de tu cuerpo para calmar los pensamientos.