Mioclonías del sueño, espasmos antes de dormir
Si nos hablan de las mioclonías del sueño, la mayoría de nosotros no sabremos de qué nos están hablando aunque todos, en mayor o menor medida, las hayamos sufrido alguna vez.

Son esos espasmos musculares que aparecen cuando nos estamos quedando dormidos, habitualmente en forma de patadas o de tener la sensación de que nos caemos, justo en ese momento en que estamos por fin a punto de abandonar la vigilia, y que nos hacen despertarnos sobresaltarnos y tener que volver a comenzar el proceso de quedarnos dormidos del sueño. Ahora sabemos lo que son pero, ¿por qué se producen?

Las mioclonías del sueño o sacudidas hípnicas o mioclónicas, como también se conocen, son movimientos musculares bruscos, breves e involuntarios que se producen cuando nuestro cuerpo entra en la fase del sueño que los científicos conocen como Hipnagogia, es decir, justo ese momento en que pasamos de la vigilia al sueño.

Los científicos no se ponen de acuerdo sobre el origen de estas sacudidas, aunque sí sabemos que es un trastorno benigno que no produce ningún daño al cuerpo. Algunas teorías indican que dichas sacudidas se producen porque nuestro cerebro interpreta mal la progresiva relajación de los músculos que se produce cuando nos vamos a dormir y cree que nos estamos cayendo, y con esa sacudida pretende despertarnos, algo que podría salvarnos la vida si realmente fuera así.

También se dan en lactantes y niños, conocidas como mioclonías benignas de la infancia, y suelen aparecer a las tres primeras semanas de vida. La diferencia es que aparecen durante la fase REM del sueño, no en la transición desde la vigilia y suelen conllevar espasmos de grandes grupos musculares, como brazos, piernas, etc.

En los adultos, a menudo este trastorno está relacionado con un mayor nivel de estrés, cansancio o ansiedad.