Mitigar los efectos secundarios de la quimioterapia
La quimioterapia, aunque nos ayuda a combatir el cáncer, es un tratamiento muy agresivo para el organismo humano. Al ser una composición de diferentes fármacos, produce bastantes efectos secundarios, ya que al tiempo que actúan sobre las células cancerígenas también lo hacen sobre las células sanas del cuerpo.

Los efectos secundarios que pueden provocar varían dependiendo de cada persona, pero los más comunes son nauseas, vómitos, fatiga, problemas de coagulación, anemia, infecciones y pérdida del cabello. Afortunadamente, contamos con muchos remedios naturales que nos pueden ayudar a mitigar dichos efectos, que se pueden encuadrar en distintos grupos:

Fitoterapia:

– Jengibre: es la planta que más se utiliza para tratar los efectos derivados de la quimioterapia. Se puede tomar en infusión dos veces al día y como complemento en las comidas.

– Aloe vera: El zumo de Aloe Vera tomado en ayunas tiene propiedades energetizantes y cicatrizantes.

– Uña de gato: Aumenta nuestras defensas y nuestro nivel de energía

– Diente de león: Facilita la digestión y favorece la función biliar y hepática.

– Corteza de limón: Es una gran ayuda para combatir las náuseas y vómitos.

Terapia ortomlecular: Consiste en combinar determinados nutrientes para compensar dichos efectos secundarios:

– Vitaminas A, C. E, Selenio y Zinc, que ayudan a limpiar el organismo por su efecto antioxidante.

– Levadura de cerveza: Rica en hierro, vitaminas del grupo B y selenio.

– Aceites Omega 3, 6 y 9 que favorecen regeneración de los tejidos, además de ayudar a paliar los dolores de las articulaciones.

– Se debe evitar tomar leche, fritos, alcohol, tabaco y café

Acupuntura: Ayuda también a combatir los efectos secundarios. Si padecemos insomnio podemos practicar yoga para ayudar a la relajación.