No abandonar el gimnasio
Es tan importante elegir gimnasio como la voluntad de no abandonarlo a las primeras de cambio. Al ver que no logramos buenos resultados cuando realizamos alguna actividad física o deportiva por obligación o de manera forzada, la tendencia es el abandono. El aburrimiento o falta de motivación es algo que debemos evitar, ya que para una buena salud es necesario hacer deporte regularmente y el gimnasio es el lugar perfecto para hacerlo de forma controlada.

Para no desapuntarnos de un gimnasio, debemos seguir algunas pautas y lo más importante es tener fuerza de voluntad para hacer sacrificios, con el tiempo disfrutaremos de un organismo más saludable, pero antes debemos sudar la gota gorda.

Lo mejor es que el gimnasio se encuentre próximo a nuestra casa o trabajo. Si lo elegimos demasiado lejos, posiblemente desistamos por el tiempo que se pierde en el traslado. Antes de apuntarte, visita varios gimnasios, incluso pide un pase de prueba para ver las instalaciones, máquinas y clases dirigidas.

Es fundamental conocer el personal y acudir a diferentes clases para entender la forma de trabajo que tienen. La ventaja de acudir a un gimnasio es que podemos observar diferentes disciplinas deportivas, para poder elegir la que nos resulte más atractiva y se ajuste a nuestras necesidades. Es importante que nos guste lo que hacemos y tener claro para qué lo hacemos.

El pilar más importante es el esfuerzo. No pretendas notar resultados inmediatos, todo entrenamiento físico necesita de tiempo y dedicación. No intentes hacerlo todo en dos días, el cuerpo se va tonificando lentamente y las grasas desaparecen con meses de ejercicio físico. Lo importante es mantener un ritmo de asistencia. Si no te motiva ir sólo, busca un compañero o amiga con el que puedas realizar deporte.