No puedo tomar leche: tienes intolerancia a la lactosa
La intolerancia a la lactosa se trata de un problema en la mucosa intestinal debida a que el organismo, concretamente el intestino delgado, apenas produce la enzima lactasa, encargada de la metabolización de la lactosa (azúcar de la leche). Si los niveles de lactasa son bajos aparecen las dificultades para digerir la lactosa: dolores estomacales, hinchazón abdominal y diarrea.

Los síntomas que se presentan frecuentemente en personas intolerantes después de la ingestión de productos lácteos pueden ser: náuseas, dolor abdominal, espasmos, distensión abdominal, gases y flatulencias, diarreas ácidas, heces flotantes, defecación explosiva, vómitos e irritación periana. La intolerancia a la lactosa no es peligrosa y es muy común en los adultos, pues se estima que la mitad de la población mundial sufre esta afección. Esta intolerancia se puede presentar en el momento del nacimiento, desarrollarse en la infancia cuando se introduce la leche de vaca en la dieta o más tarde en la etapa adulta.

No puedo tomar leche: tienes intolerancia a la lactosa
Por tanto, la lactosa está presente en todas las leches de los mamíferos: vaca, cabra, oveja y en la humana. A pesar de que también la encontramos en muchos alimentos preparados. Normalmente, la intolerancia a la lactosa no tiene curación posible porque el individuo no recupera la enzima y los síntomas sólo se alivian con la eliminación total de los productos lácteos en la dieta. Si te vuelves intolerante a la lactosa debido a alguna enfermedad o medicamento, probablemente que no serás intolerante a la lactosa para siempre, con el paso del tiempo podrás volver a consumir con normalidad.

En las culturas donde el consumo de leche ha sido habitual durante años, la probabilidad de padecer esta afección es menor que en aquellos pueblos en donde, tradicionalmente, no se consumía leche. Por ejemplo, países como Suecia, Estos Unidos, Australia o Reino Unido, apenas no existe nadie con intolerancia a lactosa. Sin embargo, en países como México, China, Japón o Tailandia prácticamente toda la población no puede tomar leche. Pulsa sobre el siguiente mapa para conocer con más detalle.

No puedo tomar leche: tienes intolerancia a la lactosa