No te olvides el desayuno
El desayuno es la primera y principal comida del día. La comida que nos llevamos a la boca en las primeras horas de la mañana es fundamental para nuestro rendimiento y para mantener una dieta saludable. Sin embargo, la mayor parte de la población no desayuna, lo hace rápido o no come correctamente. Te invitamos a seguir una serie de consejos para comer al comenzar el día. Verás como te sientes mejor.

– Un buen desayuno mejora el rendimiento intelectual en quienes lo realizan, pues constituye la fuente de energía que el cerebro necesita después de una noche de ayuno, demasiadas horas sin comer.

– Favorece una correcta alimentación, ya que quienes desayunan suelen equilibrar el resto de comidas durante el día.

– Contribuye a perder peso, demostrado científicamente: las personas que desayunan tienen un menor porcentaje de grasa corporal y un menor IMC.

– Activa el metabolismo tras muchas horas nocturnas sin alimentarse. El cuerpo pide nutrientes para sus funciones vitales.

– Reduce la ansiedad por comer y permite controlar mejor la alimentación.

– Mejora el rendimiento físico, ya que el cuerpo recibe su cuota de energía necesaria para funcionar con vitalidad.

– Previene al organismo de alteraciones hipoglucemias e hipotensión.

– Aporta los nutrientes necesarios para que el cuerpo y la mente funcionen correctamente, siempre y cuando el desayuno se componga de hidratos, proteínas y algo de grasas.

– Mejora el estado de ánimo, pues el comer se debe sentir como un placer y un premio.

– La mañana es un momento ideal para compartir en familia, desayunando todos juntos.