Nutrición para hipertensos
La hipertensión arterial supone un aumento de la presión que ejerce la sangre que circula por las arterias, provocando que las paredes de las arterias se engrosen. Para evitar estos problemas es fundamental una dieta sana y equilibrada. Reducir la sal es el primer paso para controlar esta enfermedad, pero hay otros consejos que puedes tener en cuenta para mejorar la salud.

Nutrición para hipertensos
Es imprescindible controlar el consumo de sal de mesa, es decir el cloruro de sodio. Este mineral hace aumentar la tensión, por lo tanto es clave poder reducirlo o incluso eliminarlo por completo de la dieta.

Nutrición para hipertensos
Debes conocer qué alimentos contienen sodio, para evitarlos o disminuir su consumo. El sodio es característico por su sabor salado: sal fina, sal gruesa, sal marina, quesos, embutidos, productos embasados, caldos y sopas concentradas, margarina y pan.

Nutrición para hipertensos
Existen otra clase de alimentos que contienen sodio un poco más escondido, por ejemplo algunos edulcorantes (sacarina sódica, ciclamato sódico), alimentos enlatados, alimentos congelados, productos de panadería (pan, facturas, galletitas dulces, tortas, masas), levadura, gaseosas, zumos y algunas aguas minerales.

Nutrición para hipertensos
Si sufres de una gran hipertensión, deberás comer sin sal. Acostumbrarte te llevará un tiempo, hasta que tu paladar se adapte a los nuevos sabores, un poco más insípidos. Si la hipertensión es leve, simplemente deberás restringir su consumo. Te recomendamos que acudas al médico o nutricionista para que te prepare una dieta adecuada.

Nutrición para hipertensos
Algunas ideas para cocinar con sabor sin agregar sal:
– Carnes: agrega pimienta, aceite de oliva, albahaca, ajo, ají, salsa criolla.
– Pastas: cocina en agua sin sal, agregando ajo, cebolla, pimienta negra, puerro, laurel.
– Ensaladas: cebolla o ajo picados muy finitos, pimienta, albahaca, limón, orégano, perejil, vinagre.

Nutrición para hipertensos
Recuerda que las frutas, verduras y cereales son alimentos muy recomendados porque en general aportan muy poca cantidad de sodio. Además, contienen excelentes aportes nutricionales.

Nutrición para hipertensos
Consume productos lácteos descremados para favorecer el descenso de la presión arterial. Por ejemplo: leche, yogur, quesos. Es importante mirar la composición de cada producto para ver el contenido de sodio. Por otro lado, realiza actividad física regularmente, adelgaza, deja de fumar, reduce el consumo de alcohol. Todo esto ayudará a tener tu presión arterial a raya.