Ojo con la salmonelosis
La salmonela es una bacteria que está en los intestinos de los animales o de los humanos y que se puede propagar por lo alimentos, especialmente los que no están bien lavados o poco cocinados. En verano es muy importante prestar más atención a esta enfermedad porque tendemos a comer más fuera de casa y también el calor puede perjudicar a los alimentos.

El alimento más proclive a tener esta bacteria es el huevo, luego es importante que si tomamos tortilla, mayonesa o algún derivado del huevo nos aseguremos que está bien cuajado y que ha sido tratado con higiene. En contra de la creencia popular, no es recomendable lavar los huevos antes de meternos al frigorífico, ya quela porosidad de la cáscara y la humedad pueden favorecer la entrada de las bacterias al interior. Una tendencia que estas utilizando en bares para curarse en salud es utilizar un sucedáneo del huevo llamado huevina.

Pero no sólo el huevo puede provocar esta enfermedad, las verduras y frutas mal lavadas o las carnes mal cocidas también, por eso es muy importante prestarle mucha atención a la higiene y el estado de estos productos. La salmonela es una bacteria que se propaga con faciliad y si utensilios como los cubiertos entran en contacto con alimentos infectados pueden quedar infectados también.

El síntoma principal de la salmonelosis es la diarrea, pero también puede provocar vómitos y fiebre. lo mejor es acudir al médico en cuanto se presenten estos síntomas. La mejor solución es la rehidratación con suero, no es recomendable usar antibióticos.

Aunque la estadística de huevos portadores de salmonela es de 1 de cada 20.000, bastante baja, tienes que tener en cuenta que esta probabilidad aumenta en verano y es más fácil que se infecten personas como ancianos o niños por lo que es importante tener cuidado. Si tienes mascotas no te olvides de mantener una higiene adecuada para ellos.