Perder mucho peso rápidamente mejor que perder poco
Perder mucho peso a la vez es la mejor manera de bajar de peso de manera permanente, según un estudio presentado en el Congreso Internacional de Estocolmo sobre la obesidad. Esta afirmación tira por tierra la creencia popular que hasta ahora la mayoría de las personas tenían sobre el adelgazamiento, incluida la de muchos médicos.

Katrina Purcell, de la Universidad de Melbourne en Australia, ha presentado un estudio en el que se comparó una dieta rápida para perder alrededor de 1,5 kilos (tres libras) a la semana durante 12 semanas, a una dieta gradual de 36 semanas para perder kilos 0,5 por semana. Katrina comentó que sorprendentemente, y en contra de las creencias actuales, este estudio ha demostrado que una pérdida rápida de peso parece ser superior a la pérdida gradual para lograr el peso deseado.

El estudio se realizó con personas de aproximadamente 100 kilos. Los resultados mostraron que el 78% de estas personas comenzaban a perder el 15% de su peso corporal en un plazo determinado, mientras que sólo el 48% de la dieta progresiva cumplían este objetivo. Una de las razones que Pucell alegó fue la de la motivación.

En la dieta rápida, los sujetos pierden 1,5 kg a la semana, esto les mantiene activos a la hora de conseguir manteniendo estos resultados. En la dieta progresiva, en la que sólo se pierden 500 gramos, la motivación es más difícil de mantener ya que los resultados se notan más lentamente. De hecho, cuatro de los participantes que realizaban la dieta progresiva abandonaron el estudio antes de llegar al final del experimento, frente a uno sólo del grupo de la dieta rápida.