Piercing en el ombligo
Los piercings en el ombligo se han puesto de moda entre las mujeres y chicas más jóvenes, ya que son considerados como los más sexys. Son versátiles y prácticos, se pueden mostrar en verano o ocultarlo con una camiseta. Además, las perforaciones no presentan complicaciones al ser en una de las zonas más seguras de nuestro cuerpo, se cura rápidamente, similar a las perforaciones en las orejas. Si estas pensando en hacerte un piercing de ombligo, te damos consejos y algunos factores que debes tener en cuenta antes de decidirte.

Lo primero que debes saber es que existen distintos tipos de piercings: piercings de borde superior donde la perforación es en la parte superior del ombligo, piercings de borde inferior y piercings de perforaciones laterales. También se pueden hacer piercings de perforación doble o múltiple que combinan diferentes estilos, aunque éstos tienen más probabilidad de infección.

No solo deberás decidirte por el tipo de perforación, sino que también deberás tener en cuenta el material a la hora de hacer nuestra elección. Es importante que los piercings sean de metales no corrosivos como el acero quirúrgico inoxidable, oro de 14 kilates o piercings de titanio quirúrgico. Es importante no usar materiales como níquel y plata, ya que suelen producir alergias y rechazo.

Una vez lo tengas todo claro, tanto el estilo de perforación como la pieza que nos colocaremos, deberás prepararnos acudir a un salón de piercings especializado para evitar infecciones u otros riesgos. No dejes que te lo hagan en un sitio con malas condiciones de higiene ni una amiga usando una aguja. También debemos estar al día con las vacunas antes de hacernos el piercing.

Es muy importante el cuidado posterior a la perforación, ya que se debe trata como una herida abierta y requiere determinados lavarla regularmente, usar antibióticos locales y mantenerla alejada de lociones para el cuerpo o productos que contengan fragancias fuertes. No olvides limpiar la zona del ombligo dos o tres veces al día. Si llegas a sufrir una infección no dudes de acudir a tu médico.