¿Por qué se produce la halitosis?
Más que un problema social, la halitosis es un problema dental y médico. La mayoría de los casos de mal aliento se deben a la descomposición bacteriana de las partículas de los alimentos que se han quedado por la boca, descomposición de células y de algunos componentes de la saliva. En las personas con dientes y encías sanas, el olor suele venir de la región de atrás de la lengua, y se hace más fuerte cuando se habla.

La principal causa de mal aliento son los compuestos sulfúricos volátiles (CSVS). Cuando los tejidos están inflamados o infectados, se produce una concentración de las bacterias, y la tasa normal de regeneración de tejidos es mucho mayor, aumentando así la cantidad de CSVS. Estos compuestos pueden tener un efecto perjudicial sobre las encías que están sanas.

Un 25% de los casos de halitosis son causados por los malos olores procedentes de los pulmones, el tracto digestivo, las amígdalas, etc., debido a problemas médicos como enfermedades renales, diabetes, enfermedades del hígado o la ingesta de diferentes drogas. Una mala dieta también puede causar un mal aliento. Alrededor del 50% de las bacterias crecen en la parte posterior de la boca, justo debajo de las papilas gustativas.

Otros factores que pueden causar la halitosis son el excesivo goteo nasal (se cubre la parte posterior de la lengua aumentando el número de bacterias) y la reducción de la salivación o la sequedad de boca (la saliva contiene oxígeno que mantiene la boca sana y fresca).