Postres recomendados
Los postres suelen relacionarse con aumento de peso. Te recomendamos leer estos postres para comer y disfrutar sin culpa ese capricho que tanto mereces.

Postres recomendados
Ensalada de frutas: es una alternativa completa en cuanto a minerales, vitaminas y fibra, especialmente si las frutas conservan su cáscara. Una ensalada casera y sin azúcar es una opción de dieta de adelgazamiento muy saludable. Puedes agregarle zumo natural de naranjas, mandarinas o pomelos y edulcorante. Piensa que una taza de ensalada de frutas aporta en promedio 130 calorías.

Postres recomendados
Gelatina light o dietética: es la versión sin azúcar de la gelatina común y puede consumirse libremente, puesto que aporta prácticamente sólo agua. Puedes agregarle frutas cortadas o mezclarla con 1 yogur cuando está a medio solidificar y luego licuar. Después la dejas en la heladera para que tome consistencia. Con estos agregados, una porción del tamaño de una compotera puede aportar 60 calorías.

Postres recomendados
Arroz con leche: es un postre saludable hecho con leche y cereal, que aporta calcio, proteínas y vitaminas. Para bajar su contenido calórico, reemplaza la leche entera por leche descremada y el azúcar por edulcorante. Una taza de arroz con leche aporta 200 calorías.

Postres recomendados
Fruta asada o fruta en compota: el consumo de la fruta cocida es ideal para personas con problemas gástricos. Puedes agregarle yogur descremado o queso blanco mezclado con esencia de vainilla y edulcorante. También puedes combinarla con una bocha de helado bajas calorías. Una porción de fruta asada (manzana, pera, plátano) aporta aproximadamente 80 calorías y una porción de las variantes sugeridas 130. Una porción de compota aporta la misma cantidad de calorías, y cinco piezas de fruta deshidratada (peras, manzanas, ciruelas, duraznos, damascos) aportan cerca de 200 calorías.

Postres recomendados
Helado de yogur: puedes llevarlo al congelador en compoteras. También puedes licuarlo junto con la pulpa de alguna fruta. Obtendrás un postre nutritivo de aproximadamente 120 calorías por porción, menos de la mitad de lo que aporta un helado de crema tradicional.

Todos estos postres son recomendables si estás llevando a cabo un plan de adelgazamiento o mantenimiento de peso, si eres deportista y te gusta comer sano, o si luego del almuerzo quieres comer algo pero a la vez evitar sentirte “pesado”.

La disminución de calorías proveniente de grasas y azúcares es muy significativa si comparamos con postres como tortas, bombón suizo, tiramisú, queso y dulce, budín de pan, flan o merengue con dulce de leche o crema, y otros similares.