Practicar trail running
Algunos corredores, prefieren practicar su deporte preferido siempre en pista, sin embargo, otros prefieren correr por el campo (trail running). Lo importante, es hacer deporte, corras donde corras pero, está claro que las diferencias entre los dos tipos de terreno son muy claras. Correr por un camino pedregoso debe ser más estudiado por el deportista, ya que existen algunos riesgos adicionales que no hay en la pista.

Además de la diferencia en el terreno, también hay que tener en cuenta que correr por el campo requiere una mayor concentración. Para algunos, es mucho más emocionante y menos monótono que los clásicos espacios para corredores. La superficie es diferente y cambia constantemente. Normalmente, se termina corriendo más tiempo por el campo que por otras zonas, ya que al estar moviéndose de un lado para otro y evitando baches, se suele tener la sensación de que se ha corrido menos tiempo.

Expertos deportistas aseguran que existen técnicas que deben ser aprendidas antes de comenzar a correr por la naturaleza. Hay que aprender a bajar grandes pendientes, subir colinas sin excitarse demasiado, etc. También hay que saber escoger el mejor camino. Cuando llegues a una zona donde haya muchas rocas ¿de qué forma las pasarás? ¿es mejor de frente, bordeándolas…?

Si decides comenzar a practicar trail runnig, lo primero que debes hacer es comprarte una buena equipación. Acude a una tienda especializada y cómprate unas zapatillas especiales para este tipo de carreras. Busca calcetines diferentes que se adapten bien al pie y le dejen traspirar. Deberás llevar agua contigo, así que busca uno de los cinturones especiales que existen en el mercado para poder llevar una pequeña botella colgada.