Prevenir las caries con flúor
El fluoruro es un mineral esencial para la prevención de caries en los dientes. Ayuda a fortalecer el esmalte de los dientes para que sean más resistentes al ácido que se produce por las bacterias que pasan por la boca. Hay varias fuentes comunes de flúor a las que podemos acceder fácilmente para mantener nuestros dientes sanos.

La fuente que tenemos más a mano es el agua. El agua ha demostrado ser muy eficaz contra las caries, de hecho, casi dos tercios de las caries que pueden sufrir los niños se pueden prevenir bebiendo agua fluorada desde su nacimiento. Durante las visitas de rutina dental, el niño recibirá una aplicación tópica de flúor en gel. Si el niño tiene una alta tasa de desintegración o la decadencia actual es amplia, el dentista puede prescribir enjuagues para casa o pasta dental especial con flúor. Tu dentista habitual te puede prescribir suplementos en forma de gotas, pastillas o enjuagues bucales.

Otra fuente de flúor debemos encontrarla en nuestra dieta alimenticia. Las verduras de color verde oscuro contienen fluoruro y además nos pueden facilitar nuestras “visitas” al baño de forma regular. Todo el mundo debe utilizar pasta dental con flúor para tener una protección extra contra las caries. Al comprar la pasta de dientes, lee los componentes para asegurarte de que contiene flúor, ya que todavía existen pastas dentales en el mercado que no tienen.

El flúor no solo a previene las caries, también disminuye las posibilidades de desarrollo de dichas caries si es que ya se tienen. Un buen cepillado, uso de hilo dental, comer alimentos saludables y una visita al dentista de forma regular son los factores más importantes que debemos tener en cuenta si queremos prevenir las caries.