Las congestiones nasales son muy comunes, ya sea por un resfriado producido por una infección viral, una rinitis alérgica (alergia) o una sinusitis. Es recomendable usar pañuelos desechables, lávate las manos después de estornudar y no refregarte los ojos. Además, te proponemos algunos consejos para evitar este malestar en la nariz.

Problemas de congestión nasal
Aplícate descongestivos inhalatorios cuando te cueste respirar, no abuses de ellos y respeta los intervalo de aplicación, para evitar otro tipo de problemas nasales.

Problemas de congestión nasal
Visita a tu médico, consúltale si puedes tomar descongestivos orales, en el caso de que los inhalatorios no te hagan efecto.

Problemas de congestión nasal
Intenta con inhaladores mentolados, suelen funcionar muy bien para aliviar esa molesta congestión.

Problemas de congestión nasal
Recuerda que si la congestión no es debida a un cuadro alérgico, los antihistamínicos no son efectivos.

Problemas de congestión nasal
Evita mezclar medicamentos tales como analgésicos, antihistamínicos y descongestionantes.

Problemas de congestión nasal
Bebe mucha agua, los líquidos facilitan las secreciones y ayudan a despejar la nariz.

Problemas de congestión nasal
Si el resfriado va acompañado de tos seca, hazte vaporizaciones con solución fisiológica o mentol.

Problemas de congestión nasal
Llena de vapor el baño encendiendo la ducha de agua caliente y respira profundamente con la boca abierta durante unos minutos varias veces al día.

Problemas de congestión nasal
La vitamina C ayuda a no coger resfriados, pero no previene la congestión nasal.

Problemas de congestión nasal
Olvida el tabaco, no fumes y evita encontrarte en lugares con el ambiente cargado.