Problemas de visión ante las nuevas tecnologías
En el siglo XXI rara es la persona que no tiene problemas visuales. Las nuevas tecnologías, que tanto nos facilitan la vida en muchos aspectos, contribuyen en gran medida al deterioro de nuestra facultad visual. No obstante, existen unos pequeños consejos que aplicados de forma constante y diaria pueden contribuir a frenar el problema.

Los monitores LCD disminuyen los efectos dañinos sobre los ojos, al emitir menos radiación, pero no la eliminan en su totalidad, por lo que hay que tener en cuenta otra serie de medidas a tomar. Si sigues estas pautas tu salud ocular lo agradecerá:

– Coloca el monitor y el teclado alineados justo delante de ti a unos 50 cm. de distancia y ligeramente por debajo del nivel de los ojos.

– Utiliza filtros de pantalla antirradiación y anti-reflejos en los antiguos monitores de tubo de imagen.

– Ajusta el tamaño de la letra de la pantalla a uno con el que no tengas que hacer grandes esfuerzos para leerlo.

– Revisa tus gafas anualmente para controlar los cambios en tu graduación.

– Haz pausas breves cada cuarenta minutos enfocando la vista en edificios u objetos más lejanos durante unos segundos.

– Aprovecha los descansos para realizar otras tareas que no impliquen el uso del ordenador.

– La luminosidad ambiente debe ser mayor que la de la pantalla, por lo que se aconseja que la luz del ambiente sea tres veces mayor y disminuir el contraste desde el menú del monitor para que haya menor cantidad de rayos nocivos.

Si sigues todos estos consejos asegurarás una larga vida a tus ojos y en el día a día notarás menor sequedad y picor ocular. Pero recuerda que no sólo los ordenadores son causantes de estas dolencias, sino que asimismo debes evitar el abuso de las videoconsolas, de los teléfonos móviles, las PDAs etc.