Productos ergonómicos
Ergonómico” es un término lanzado por algunos genios del marketing junto con algunos profesionales del mundo de la salud. Ergonomía deriva de dos palabras griegas: ergon, es decir, el trabajo, y nomos, algo así como leyes naturales. En su más simple definición, la ergonomía significa literalmente ciencia del trabajo. La ergonomía se suele pensar en términos de productos pero, puede ser igualmente útil en el diseño de servicios o procesos.

Cuando hablamos de ergonomía debemos pensar en cosas cómodas y eficientes. ¿Qué es la comodidad? La comodidad implica mucho más que el simple tacto suave de las cosas. La comodidad es uno de los grandes aspectos de la eficacia de un diseño. El aspecto mental de la comodidad se encuentra en una retroalimentación. Un producto de calidad debe ser más ligero y con una mejor calidad de materiales que el resto. La comodidad permite que una dolencia, no nos moleste tanto, hablando en términos de salud.

La mirada, la sensación, el uso y la durabilidad de un producto te ayudará a tomar una determinación mental acerca de un producto o servicio. Básicamente, te permite evaluar la calidad de conformidad con el orden y las comparas con el costo. Pero los productos ergonómicos también están relacionados con la eficiencia. La eficiencia es, sencillamente, realizar algo más fácil de lo que habitualmente se haría.

La reducción del número de pasos en una tarea hace que sea rápido (es decir, eficiente). Si algo es más fácil que hacer para ti, probablemente lo elijas como producto o como servicio. Muchas veces la eficiencia está relacionada con la calidad de un diseño.