Programas para dejar de fumar
Aunque suene fácil para aquellos que no saben lo que es fumarse un cigarrillo, dejar de fumar, puede ser un verdadero suplicio por el que muchos fumadores no saben cómo empezar. ¿Cómo comienzo? Debes preguntarte. Lo primero que debes hacer es organizarte un buen plan. Imprescindible, si te ves incapaz de comenzar tu solo, acudir al médico.

Algo que también te puede ayudar bastante es ponerte una fecha de comienzo. En tu plan, también debes organizar con que personas cercanas cuentas. No es igual empezar una tarea así, solo que hacerlo con el apoyo de amigos o familiares. Deshazte de todos los productos relacionados con el tabaco en tu casa y en tu lugar de trabajo, como por ejemplo los ceniceros.

El apoyo y el estímulo son dos bazas importantes que no debes olvidar. Por si te ves demasiado solo, puedes acudir a grupos de ayuda en los que puedas intercambiar sentimientos e historias con otras personas que están pasando por lo mismo que tú. Únete a programas para dejar de fumar. Esto no tiene por qué se algo vergonzoso.

Debes aprender a manejar las ganas de fumar y ser muy consciente de todo lo que puede hacer el humo en tu vida: enfermedades, estrés, depresión, etc. No hay soluciones mágicas para dejar de fumar. Pero, si estás listo para dejar de fumar, existen tratamientos eficaces que pueden ayudarte a reducir las ganas de fumar. Diferentes estudios demuestran que casi todo el mundo puede beneficiarse de estas terapias de reemplazo de la nicotina. Las más habituales son: el parche y los chicles de nicotina.