Propiedades de los guisantes
Siempre es aconsejable incluir legumbres en nuestra dieta para beneficiarnos de todas sus propiedades alimenticias. De entre todas ellas, una de las que utilizamos más habitualmente son los guisantes, que, además de proporcionar un agradable sabor a nuestras comidas, nos van a aportar muchos beneficios para nuestra salud.

Se trata de un alimento especialmente indicado para aquellas personas que no pueden consumir leche o sus derivados, debido a su alto contenido en calcio, por lo que su consumo nos ayudará a mantener los huesos y los dientes fuertes y, especialmente para las mujeres después de la menopausia, es una gran ayuda para combatir la osteoporosis.

Si tenemos el colesterol o los niveles de azúcar altos en sangre, los guisantes nos ayudarán a regularlos, debido a su alto contenido en fibra y por pertenecer al grupo de carbohidratos de asimilación lenta.

Por ello, nos ayudarán a protegernos de las enfermedades cardiovasculares. Esta misma fibra también los convierte en un alimento muy aconsejable para las personas que sufran estreñimiento y quieran regular la motilidad intestinal.

En su composición podemos encontrar magnesio y vitamina B1, elementos esenciales para que nuestro sistema nervioso funcione de forma correcta. De hecho los guisantes son perfectos para combatir la fatiga mental o la física, ayudarnos a dormir mejor y para regular nuestro estado de ánimo. Además su consumo nos ayudará a rebajar la ansiedad en las épocas en las que estemos más estresados, ya que el estrés reduce los niveles de vitamina B1 en nuestro organismo.

Los vegetarianos también se benefician de las proteínas de alta calidad que contienen los guisantes, como ocurre con el resto de las legumbres.

Su consumo no es recomendable para quienes sufren reumatismos, artritis o alguna enfermedad renal, debido al efecto acidificante que tienen sobre nuestro organismo.