Propiedades del apio
El apio es un vegetal de la familia de las umbelíferas que cuenta con muchas propiedades nutritivas, alguna de las cuales vamos a ver a continuación.

Tiene un alto contenido en vitaminas como la vitamina E, provitamina A, vitamina C y es también abundante en minerales como el potasio, el sodio, además de calcio, magnesio y zinc. Esto hace que sea un gran remineralizante, muy adecuado para los deportistas y quienes realizan grandes esfuerzos físicos.

Es además un alimento ideal para las dietas, ya que es muy nutritivo y poco calórico debido a su alto contenido en agua. Se puede tomar crudo o cocinado, y es un gran tentempié para controlar el apetito entre comidas.

También tiene grandes propiedades diuréticas, ya que ayuda a eliminar agua y otras sustancias tóxicas por la orina. Por ello ayuda a depurar el organismo y a controlar enfermedades como la hiperuricemia, la gota o las afecciones articulares. Además, su alto aporte de silicio contribuye a la renovación de las articulaciones y el tejido conjuntivo (artrosis, artritis reumatoide)

Este poder diurético hace que también sea aconsejable para aquellas personas que tienen la tensión alta o que sufren retención de líquidos, así como para aquellos que tienen el colesterol alto. Si queremos potenciar su efecto podemos combinarlo con la cebolla, lo que supone unir el poder diurético de ambos alimentos.

Tiene además grandes propiedades laxantes gracias a la gran cantidad de fibra que contiene.
También es un alimento indicado en caso de estrés, nerviosismo o ansiedad, por su efecto relajante debido a su alto contenido en ftálica.

Es aconsejado también su consumo en caso de acné, ya que su poder depurativo hace que mejore esta dolencia si se consume regularmente.