Puesta a punto después de las vacaciones
El verano es una época en la que disfrutamos mucho porque podemos disfrutar de las ansiadas vacaciones, pero cuando llega septiembre nos damos cuenta de que nuestro cuerpo también se ha ido de vacaciones y necesita una puesta a punto para empezar el otoño con energía. Nuestra piel está castigada por la exposición solar, hemos ganado kilos de comer en los chiringuitos, el pelo no lo hemos cuidado y con el cloro se nos ha puesto fatal y para colmo nuestro jefe está muy pesado y tenemos una depresión post vacacional tremenda. Vamos, que estamos hechos un “cromo”. Por eso te recomendamos que hagas un fin de semana dedicado especialmente a ti y te pases la ITV. El lunes empezarás con mucha más energía.

Lo primero que tienes que hacer es elegir un fin de semana que no tengas ningún plan, es un finde exclusivo de belleza y salud. Olvídate del despertador y levántate a la hora que te apetezca, uno de los mejores remedios contra los “bajones” de ánimo es dormir por lo menos nueve horas. Además, tu rostro también lo notará, tendrás mejor cara. Cuando te levantes, prepárate un gran desayuno que contenga lácteos, cereales, fruta, etc. y dedícale un buen rato, no comas con prisa.

Haz deporte: sal a dar un paseo o a correr o juega una partida de padel con amigos. Te sentirás mucho mejor física y mentalmente. Después prepárate para un baño renovador. Prepara la bañera con agua caliente (pero no demasiado) y disfruta de un baño en soledad. Aprovecha para darte una buena mascarilla en la cara y en el pelo. Al salir “embadurnate” de crema hidratante y si consigues que alguien te dé un masaje será la guinda del pastel. Si la crisis económica te lo permite puedes hacer esta última parte en un centro de estética, con el fin del verano están a tope. Tratamientos para recuperar la elasticidad de la piel, exfoliantes, circuitos spa, manicura y pedicura, peluquería… Todo el mundo quiere recuperarse de las vacaciones. Haz una lista de cosas que quieres hacer este otoño y afróntala de manera positiva, sin agobios. Y no te olvides de dedicar tiempo a hacer cosas que te gustan y te relajan, tu salud te lo agradecerá y te sentirás mejor.