¿Qué es el síndrome de piernas inquietas?
Este síndrome es una de las causas principales del insomnio ya que, una vez que quien lo sufre está acostado, siente un deseo irrefrenable de mover las piernas, normalmente hacia la madrugada, que hace imposible dormir y descansar. Algunos afectados lo describen como un hormigueo o un ardor que se calma un poco con el movimiento, pero por poco tiempo, ya que al cabo de unos minutos, el deseo de mover las piernas vuelve, repitiéndose durante periodos de una hora o mayores.

Se trata de un trastorno neurológico que afecta en su mayor parte a personas de mediana edad y que empeora con el estrés.

Otro de los síntomas que suelen sufrir los pacientes es, aparte del deseo de mover las piernas, el paciente sufra movimientos rítmicos en las piernas durante la noche, lo que se conoce como trastorno del movimiento periódico de las extremidades.

Aunque aún se desconoce qué causa este síndrome, se sabe que está asociado a cierto tipo de enfermedades como la enfermedad renal crónica, mal de Parkinson, deficiencia de hierro o neuropatía periférica. El estrés y las situaciones de alto contenido emocional empeoran los síntomas de estos pacientes, por lo que se aconseja evitar sustancias excitantes como el tabaco, el alcohol o el café.

No existe un tratamiento específico para esta dolencia, por lo que se intenta relajar el nivel de estrés de los pacientes afectados y aumentar su relajación muscular. Tomar baños calientes, realizar estiramientos suaves o masajear las piernas son algunos de los métodos que pueden ayudar a reducir la intensidad de los síntomas. Si el trastorno del sueño que causa es muy grave, el médico puede recetar sedantes suaves que ayuden al sueño y al descanso.