¿Qué es la cistitis y cómo se cura?
La cistitis es una infección de orina que se produce por la presencia de microorganismos en el tracto urinario. Se puede producir bien por el extremo inferior de las vías urinarias, bien a través del flujo sanguíneo. La verdad es que la cistitis no es una enfermedad grave, pero sí muy molesta. Los síntomas de la misma son una necesidad urgente y frecuente de orinar, escozor en la uretra, dolor al orinar o en las relaciones sexuales, un poco de sangre en la orina, etc. Si además se siente dolor en la espalda es porque los riñones se han visto afectados.

Las personas mayores son más propensas a sufrir este tipo de infecciones porque también son más propensas a sufrir anomalías como por ejemplo piedras en el riñón. También estas personas están sometidas a exámenes médicos con sondas y eso puede desarrollar infecciones. Pero en realidad cualquier persona puede padecer cistitis, una disminución del sistema inmune, puede provocarla. En el caso del hombre es común contraerla por bacterias que se encuentran en la próstata, mientras que en el caso de las mujeres puede ser debida a una relación sexual en las que la uretra ha sufrido contusiones. Sea como sea, visita a tu médico para que te haga un análisis de orina y una ecografía abdominal para ver exactamente el diagnóstico.

Las infecciones tipo cistitis se curan con antibióticos si son causadas por bacterias o por antivirales si son producidas por virus. Después del análisis, el médico especialista te recetará justamente lo que necesites. Si tu infección no es muy aguda, puedes probar los remedios caseros que también existen. El jugo de pepino es, posiblemente, el mejor remedio contra esta infección porque es muy diurético. Tómalo tres veces al día con un poco de lima. Otros jugos que también son diuréticos y te ayudarán son el jugo de espinacas, de limón, de cebada o el aceite de sándalo. Para aliviar el dolor, sumerge la pelvis en agua caliente.