¿Qué es la soriasis?
La soriasis es una enfermedad de la piel que resulta del engrosamiento excesivo de la piel produciéndose así un enrojecimiento y una descamación de la zona. Este proceso puede producir a la persona grandes picores. Su apariencia puede variar dependiendo de la parte del cuerpo en la que aparezca dicha soriasis.

El grosor de la piel, las escamas y el color son el sello distintivo de la soriasis. Las células de la capa exterior (epidermis) se multiplican muy rápido, lo que provoca que la piel “engorde demasiado”. También se adhieren con más fuerza y durante más tiempo de lo normal las células de la piel, dando así como resultado la descamación.

Personas de cualquier edad pueden padecer soriasis. Puede ser detectada en la piel de los bebés recién nacidos o incluso puede aparecer por primera vez cuando ya se es bastante mayor. Algunas de las personas que sufren esta enfermedad, la padecen durante toda su vida, aunque la gravedad puede variar. Algunos factores, como por ejemplo los medicamentos, pueden empeorar este problema.

La soriasis no es infecciosa y no se puede transmitir directamente de una persona a otra. Lo bueno de esta enfermedad es que tiene mayor número de opciones de tratamiento que la mayoría de las enfermedades de la piel. Puede ser tratada externamente, con cremas, así como internamente, con pastillas o inyecciones. Tratamientos físicos, como la luz solar natural o artificial (fototerapia), también pueden ser utilizados. Recuerda que ante cualquier duda debes consultar con un médico especialista en la materia.