¿Qué es un spa?
Seguramente muchos de vosotros os habréis preguntado alguna vez qué son los spas y para qué sirven. Pues bien, hoy intentaremos daros una buena explicación que esperamos que os sirva de ayuda. Tan de moda hoy en día, constituyen auténticos refugios en plena ciudad y son cada vez más frecuentes también en los pueblos donde fluye gran parte del turismo.

Los spas son centros de salud en los que se utilizan terapias para mejorar nuestro estado físico y mental. Normalmente, el elemento utilizado para ello es el agua. Spa proviene del latín Salutem Per Acqua (Salud por medio del agua), algo que explica que se utilice principalmente el agua para llevar a cabo las terapias de relajación que se ofertan en estos centros.

Los spas nacieron en el siglo XVI en la ciudad belga de Spa (conocida también por el circuito que acoge una de las pruebas del Mundial de Fórmula 1). Allí existía una fuente de agua termal que se hizo famosa porque se decía que curaba las dolencias físicas de los que se acercaban hasta allí. Personas tan importantes como el Rey Enrique VIII de Inglaterra, el Zar de Rusia Pedro el Grande o Enrique de Prusia, probaron las aguas termales de esta ciudad en sus propias pieles.

En los spas de hoy en día la oferta es mucho más amplia que la de antaño. Ahora también se puede disfrutar de clases deportivas, masajes, centros de belleza, meditación, saunas y yoga. Lo importante es que el cliente vea los spas como un centro destinado a la mejora del bienestar tanto físico como espiritual.