¿Quién puede donar sangre?
Donar sangre es un acto no retribuido, rápido y que puede salvar la vida de varias personas. Es un procedimiento altruista muy simple que no cuesta nada y que nos garantiza nuestro bienestar. Requisitos mínimos para donar sangre: tener un mínimo de 18 años, pesar más de 50 kilogramos, no estar enfermo y no haber donado sangre en los últimos 2 meses.

Prácticamente todas las personas pueden ser donantes, pero hay algunos grupos que no lo pueden hacer: enfermos de transmisión sanguínea (hepatitis B o C, SIDA, Sífilis), diabéticos insulino-dependientes, epilépticos o con otras enfermedades graves. Tampoco personas intervenidas quirúrgicamente, vacunados, embarazadas o cualquier persona que haya realizado actividades o conductas de riesgo.

Te recordamos que cuando acudas a donar sangre, no lo hagas en ayunas, puesto que te puede producir una bajada de tensión con sus correspondientes mareos o riesgo de desmayo. Tomar un zumo y algo sólido antes de proceder a la donación te será mucho más sencillo. No olvides que no puedes fumar, beber alcohol o hacer ejercicio físico intenso.

El proceso de la donación se realiza en un centro médico o en ocasiones en una unidad móvil que suele ser de la Cruz Roja: Primero deberás rellenar un formulario con tus datos y tu estado de salud. Luego, una enfermera nos realizará una serie de preguntas para valorar nuestro estado antes de realizar la donación. Seguramente aprovecharán para medirte la tensión. Seguidamente te acompañarán a la zona de camillas donde durante unos pocos minutos te extraerán sangre. Cuando termines, es muy recomendable comer y beber algo.