Razones mentales para hacer ejercicio
¿Sabes que el ejercicio físico es capaz de mejorar la manera en que funciona la mente? Todo el mundo sabe que el ejercicio es bueno para los músculos de nuestro cuerpo y el peso. Pero una buena rutina de ejercicios también ayuda a tu cerebro a trabajar mejor. Puedes comprobarlo fácilmente; si estás estresado o cansado mentalmente levántate ponte de pie y estírate. Si no hay nadie levanta los brazos con energía por encima de la cabeza cinco veces muy rápido. ¿Te sientes mejor? Lo que acabas de hacer es bombear más sangre rica en oxígeno a todo el sistema incluyendo su cerebro. Practicar ejercicio te ayuda mentalmente a:

1. Tener más energía
El movimiento físico genera un efecto dominó en el cerebro para poder estimular la actividad de las ondas cerebrales. Cuando estés cansado, agotado, fatigado o con sueño, trata de hacer ejercicio para relajarte y rejuvenecer tu mente. Los expertos aconsejan no hacer ejercicio dos horas antes de acostarse, ya que la actividad física estimula el cerebro y evitar la tendencia de la relajación natural que conduce al sueño.

2. Disminuye el estrés
En vez de dar tantas vueltas a esa situación que te tiene tan estresado, sal a dar un paseo. El movimiento ayuda a liberar las hormonas del estrés que se han acumulado en tu cuerpo.

3. Elimina la depresión
Cuando te encuentres sufriendo una pequeña depresión ¡muévete! Cuando te notes agobiado en tu propia casa, date una buena ducha. Ya verás como empiezas a liberar serotonina. Sal a la calle y comienza a andar. Un cambio de escenario, provocado por la realización del ejercicio físico, puede elevar el estado de ánimo.