Razones para comer algas (II)
Continuación… Leer primera parte.

7.- Son beneficiosas para el aparato respiratorio.
Las algas son ricas en mucílagos, por lo cual ayudan en resfriados y gripes, suavizando las secreciones y por ello luchando contra la tos.

8.- En el caso de dietas vegetarianas, ayudan a cubrir las necesidades diarias de hierro.
La espirulina, en particular, contiene más hierro que cualquier otro vegetal: seis veces más que los cereales completos y diez más que las espinacas. Por eso se suelen recomendar en el tratamiento de las anemias y en casos de debilidad general.

9.- Disminuyen el colesterol malo.
Menos de un 5% del contenido de las algas es grasa, por lo cual las algas no engordan. Los lípidos que contienen son fundamentalmente ácidos grasos poliinsaturados. Estos ácidos favorecen la permeabilidad de las membranas celulares, transportan el colesterol evitando la formación de placas de ateroma y estimulan la formación de linfocitos. También son los precursores obligados de las prostaglandinas, sustancias hormonales que regulan la agregación de las plaquetas en la sangre, reducen la hipertensión y tienen un efecto antiinflamatorio y regulador del sistema inmunitario.

10.- Conservan la piel joven y el cabello sano.
Algunas algas contienen más vitamina E que el germen de trigo, lo cual explica su poder antioxidante. Otras son ricas en zinc, por lo que resultan eficaces contra el acné, el exceso de sebo y en los mecanismos de regulación de la glucosa.

11.- Mantienen sanos los huesos.
Gracias a su alto contenido en calcio. La espirulina, el iziki y la wakame son especialmente ricas en este mineral.

12.- Neutralizan los efectos de la contaminación.
Gracias al ácido algínico que contienen, capaz de combatir las toxinas facilitando la eliminación de los metales contaminantes, radiactivos y tóxicos de nuestro organismo.

13.- Disminuyen la ansiedad.
Las algas son ricas en vitaminas del grupo B, especialmente en B6, esenciales para los nervios. El alga dulse es muy rica en potasio y magnesio, que tienen efecto relajante.

14.- Protegen a la piel de la acción del Sol.
Por su alto contenido en carotenos o provitamina A, que favorecen la producción de melanina y mantienen la piel sana.