Recupera tu sonrisa
Con el paso del día, la estética de nuestros dientes se ve afectada. Si además tenemos un incorrecto cepillado o mantenemos una dieta poco saludable, puede llegar a provocar la erosión de nuestros dientes. Los dientes de deben de cepillar los en sentido vertical, además el uso del cepillo no debe irritar las encías, ya esto puede provocar la abrasión de las piezas. El movimiento idóneo es de arriba abajo, desde la encía hacia el diente, así es la mejor forma para limpiar con eficacia la zona del surco gingival.

Además, conviene utilizar un cepillo dental suave y de cabezal flexible. Debemos aprender a cepillarnos correctamente desde pequeños, sin dañar las encías porque la abrasión puede dar lugar a la erosión en su superficie provocando un ablandamiento de la estructura dental. Al mismo tiempo, la erosión dental puede ser causada por otros factores como una dieta rica en ácidos y el abuso de la ingesta de bebidas gaseosas.

En definitiva, es fundamental la prevención bucodental, mantener buenos hábitos de higiene oral y una dieta variada saludable es fundamental para evitar estos problemas de estética dental y lucir una sonrisa radiante.

Sin embargo, siempre es posible la restauración estética de los dientes afectados por abrasión, desgaste o erosión es el mejor tratamiento odontológico. Existen nuevos materiales restauradores, más estéticos y resistentes, que han transformado el mundo de la estética devolviendo la forma, el color y el aspecto saludable del diente, de tal manera que el paciente no nota la diferencia entre una pieza natural y una rehabilitada.