Reducir el estrés
El estrés también conocida como fatiga, es un factor influyente en el desarrollo de múltiples afecciones y enfermedades. Suele aparecer en la cabeza debido a las grandes demandas que se le imponen al organismo, tanto por situaciones de la vida personal como profesional. Los empleos que requieren mayores exigencias y dedicación son los más vulnerables a sufrir estrés.

Por otro lado, el cortisol es una de las hormonas que se dedican a regular el estrés en nuestro sistema inmunológico, presión arterial, horas de sueño e influye en el estado de ánimo. Niveles elevados y duraderos de cortisol pueden ser la causa de: estado de ansiedad, sensación de ahogo e hipoxia aparente, rigidez muscular, pupilas dilatadas (midriasis), incapacidad de conciliar el sueño (insomnio), falta de concentración de la atención, irritabilidad, pérdida de las capacidades para la sociabilidad y estado de defensa alterado.

Para reducir, aliviar y combatir el estrés vamos a recomendaros algunas de las estrategias más eficaces:
– Meditación: Practicar ejercicios de meditación, relajación o Tai Chi reduce los niveles de cortisol y de presión arterial. Favoreciendo a tomarse la vida con más tranquilidad y filosofía.
– Música: Escuchar música puede aliviar la mente y reducir los niveles de estrés generados por cualquier circunstancia
– Dormir: El sueño es muy importante, dormir menos de 8 horas diarias puede significar un 50% más de cortisol en sangre que quienes duermen menos tiempo. Otra opción es tomar una siesta.
– Taza de té negro: las personas que toman té negro después de una tarea estresante reducen casi el 50% los niveles de cortisol. Los investigadores aseguran que los polifenoles y flavonoides contenidos en el té negro pueden ser los responsables de su efecto calmante.
– Amistades: Salir con los amigos, pasárselo bien, en definitiva distraerse, puede moderar la respuesta hormonal del estrés.
Deporte: Practicar deporte con frecuencia mejora la salud tanto física como mental.