Remedios contra la gripe
La gripe es una de las enfermedades infecciosas pasajeras que más afectan a la población durante los meses de invierno, por lo que probablemente tú mismo ya te hayas visto afectado por ella en alguna ocasión.

Como sabrás, esta enfermedad se caracteriza por algunos síntomas como los problemas respiratorios, el dolor de garganta y estómago, la tos, los dolores y la debilidad de músculos y articulaciones, los dolores de cabeza, la fiebre y hasta las pulmonías, en los casos más graves.

El mejor remedio es el reposo en casa, eso sí, siempre acompañado por algunos buenos hábitos que ayudarán a que te sientas mejor y a que te recuperes con mayor facilidad.

Remedios contra la gripe

Buenos consejos

– Beber mucho líquido es bueno para evitar la deshidratación cuando se tiene fiebre. De hecho, tomar sopas, zumos y otros líquidos probablemente será la mejor dieta durante los días más fuertes.

– Pasados los días más intensos también debes mantener una dieta blanda en base a alimentos suaves y ricos en almidón (como el tradicional caldo de arroz blanco, por ejemplo).

– También es importante mantener una buena humedad ambiental en la habitación en la que descanses, pues de este modo conseguirás mejorar la irritación y los picores de la garganta así como la incómoda nariz tapada.

Remedios caseros

Se dice que algunas de las mejores recetas para aliviar los malestares causados por la gripe son los siguientes:

1. Mezcla dos gotas de aceite de eucalipto, de pino, de romero y dos cucharadas de aceite de almendras y aplícalo sobre el pecho para mejorar las afecciones respiratorias.

2. Pon agua a hervir y hecha un par de gotitas de aceite de eucalipto o bien hojas de la misma planta. Saca el recipiente del fuego, coloca tu cabeza junto a la olla cubriéndola con una toalla caliente e inhala el humo que sale de la misma. Puedes hacer lo mismo con hojas de pino.