Remedios naturales para el vértigo
El vértigo es una dolencia que afecta al equilibrio y, quienes lo sufren experimentan mareos, zumbido en los oídos y tienen la sensación de que todo gira a su alrededor, o de que ellos mismos están girando, e incluso de que se pueden llegar a caer o a desmayar. La hipertensión, problemas en los conductos del oído interno (laberinto), la retención de líquidos o algunos medicamentos pueden causarlos.

A la hora de tratar el vértigo, contamos con una serie de remedios naturales que nos pueden ayudar a mejorar los síntomas y eliminar la sensación de que todo gira a nuestro alrededor:

- Manzana: Cocemos una manzana hasta que esté banda, y después la exprimimos para obtener su jugo. Tomaremos entonces una cucharadita de este zumo cada hora hasta que sintamos que el vértigo desaparece.

- Acupresión: Apretamos con fuerza con la mano derecha el centro de la palma de la mano izquierda. Pellizcar o dar masajes circulares en el espacio entre las cejas también puede mejorar la sintomatología.

- Jengibre: Tomar una taza al día de infusión de jengibre nos puede ayudar a combatir los síntomas del vértigo. Para prepararla echaremos una cucharadita de jengibre molido en una taza de agua hirviendo. También podemos utilizar otras infusiones, como Ginkgo biloba (especialmente indicado si el vértigo se debe a la falta de riego), manzanilla, lavanda, romero o la albahaca.

- Tomar alimentos ricos en vitamina B: La levadura de cerveza o los cereales son ricos en vitaminas del grupo B, por lo que deberemos incluirlos en nuestra dieta para ayudar a controlar el vértigo. También las carnes deben estar presentes en nuestra dieta, por su contenido en vitamina B12, para el caso de que los vértigos sean debidos a la anemia.