Remedios naturales para la acidez de estómago
Ya sea por tener una hernia de hiato, el estrés, durante el embarazo o por comidas copiosas o demasiado fuertes, son muchos los que después de comer sufren ardor de estómago, producido por los ácidos gástricos que suben desde el estómago a la garganta. La sensación de quemazón unida a la dificultad de la digestión hacen que esta patología resulte en sumo grado desagradable, sobre todo si se padece de forma habitual.

Existen en el mercado farmacéutico muchos productos para la acidez estomacal, como los antiácidos y los protectores estomacales, pero si no queremos tomar un tratamiento de pastillas o la acidez se produce sólo de manera esporádica, podemos acudir a cualquiera de los muchos remedios que nos van a aliviar la quemazón y a permitir que nuestra digestión sea menos pesada:

Vinagre de manzana: Después de comer, tomar medio vaso de agua tibia con dos cucharadas de vinagre de manzana. Aunque éste sea un alimento ácido, la manzana contiene antiácidos naturales como la pectina y la glicina que calmarán el ardor. Por ello mismo tomar una manzana o zumo de manzana natural que hagamos en el momento también nos servirá para eliminar la acidez.

Tomar medio vaso de leche tibia después de comer: Es uno de los remedios más populares debido a la película que forma la leche que protege el estómago y mitiga el exceso de ácido.

Piña en su jugo: Al igual que la manzana, la piña tiene componentes que ayudan a reducir el ácido estomacal. Lo mejor es tomar un trozo de esta fruta antes de comer o tomar un vaso de zumo de piña recién hecho como postre. De este modo, ayudaremos a normalizar la digestión.