Remedios naturales para los sofocos de la menopausia
La menopausia supone la cesación de la actividad de los ovarios en la mujer. Algunas de ellas atraviesan esta época sin casi notar ningún síntoma, mientras que para otras es un periodo de grandes alteraciones de ánimo, dolores de cabeza, irritabilidad e insomnio. Junto a todos estos síntomas, uno de los que más habitualmente están presentes y que resultan más molestos son los sofocos. No siempre los medicamentos o las terapias para esta etapa son efectivos contra ellos, pero sí existen una serie de remedios naturales que van a contribuir a hacerlos más soportables:

Limón: Lavar bien un limón y cortarlo en tres o cuatro trozos. Ponerlo a calentar a fuego lento y añadir dos ramas de apio y un puñadito de perejil. Cuando el agua se haya reducido a la mitad, se apaga el fuego, se cuela el líquido y, a temperatura ambiente, se bebe a lo largo del día.

Salvia: Echar tres cucharadas de salvia seca en un litro de agua hirviendo y dejar reposar la infusión durante diez minutos.

Al igual que en la preparación anterior, colar y beber a lo largo del día. Bebida esta infusión por la noche, antes de acostarse, permite conciliar el sueño ya que favorece la relajación y reduce los sudores nocturnos.

– Tomar alimentos ricos en isoflavonas como, por ejemplo, la soja, ya sea en galletas, yogur, bebidas…. Las isoflavonas ayudan a reducir el nivel de hormonas FSH y LH, hormonas que se liberan cuando desciende el nivel de estrógenos en el organismo de la mujer, por lo que resultan útiles para combatir todos los síntomas de la menopausia. En caso de sufrir hipotiroidismo, las mujeres deben consultar con el médico antes de tomarla.