Saber qué es una adicción
Mucha gente piensa que la adicción es, exclusivamente un hábito incontrolable que se produce con sustancias como las drogas o el alcohol. No hace demasiado tiempo, la gente ha empezado a comprender que existen personas que pueden desarrollar adicciones a conductas, tales como el juego, e incluso a actividades bastante corrientes como por ejemplo el ejercicio físico. Lo que estas actividades tienen en común es que la persona que las realiza obtiene un resultado muy placentero ejecutando constantemente esa acción.

Existe cierta controversia sobre cuál de estos “comportamientos” es científicamente reconocido como una verdadera adicción. Está claro que se necesitan más investigaciones sobre este tema para aclarar dudas como esta. Al parecer, podemos convertirnos en adictos a cualquier cosa, ¿qué convierte a una actividad en una adicción? Aunque los síntomas exactos varían de una adicción a otra, hay dos aspectos que todas las adicciones tienen en común.

En primer lugar, es importante saber que la conducta adictiva es desadaptativa o contraproducente para el individuo. Así que en lugar de ayudar a la persona a adaptarse a situaciones o a superar los problemas, tiende a socavar estas habilidades. Por ejemplo, un jugador puede desear más dinero pero, las apuestas probablemente sólo conseguirán que pierda el que tiene.

En segundo lugar, el comportamiento es persistente. Cuando alguien es adicto, necesita seguir manteniendo esa conducta adictiva, a pesar de que llega a ser consciente de que esto le puede causar problemas. Recuerda que un fin de semana ocasional de auto-indulgencia no es una adicción, aunque pueda causarte diferentes tipos de problemas. La adicción implica una participación más frecuente en ese comportamiento.