Sangre en la orina
La sangre en la orina, también conocido como hematuria, es un síntoma potencialmente grave que rápidamente debe ser contado a tu médico. Puede estar relacionado con problemas en tu tracto urinario o en todo tu cuerpo. Se puede clasificar en dos tipos basándose en su apariencia:

– Hematuria macroscópica: la orina es de color rojo o rosa, y es perfectamente identificable en el inodoro después de orinar.
– Hematuria microscópica: sólo puede ser vista con un microscopio.

En los hombres, es muy común cuando se tiene problemas de próstata. Otras causas pueden ser; piedras en el riñón o infecciones del tracto urinario. En las mujeres, la vagina puede ser la fuente del sangrado. También puede deberse a problemas con el riñón, la vejiga o por la litiasis ureteral. En uno u otro sexo, la orina con sangre que se origina en el tracto urinario inferior y no tiene signos de infección es a menudo un síntoma de cáncer de vejiga. La sangre en la orina que se origina en el riñón, también sin infección, es un signo común de cáncer renal.

También puede ser algo transitorio o benigno, pero sólo lo sabrás cuando tu médico te examine a fondo. Si te has sometido a alguna prueba recientemente, estas te pueden causar un sangrado residual por ejemplo: una resección transuretral de la próstata, una cistoscopia, un cateterismo, o una biopsia renal. Una infección de vejiga, también te puede producir es problema pero se puede solventar con la ingesta de algunos antibióticos. Piensa en todos sus síntomas, además del de la sangre en la orina, y anótalos para contárselos a tu médico.