Sin estrés gracias al ejercicio físico
Seguro que lo has oído más de una vez: realizar ejercicio regular es capaz de reducir el estrés de nuestro día a día. La evidencia demuestra que los que están en buena forma física no tiene tantos problemas con el estrés. ¿Alguna vez has notado que a medida que te ejercitas, tus pensamientos son más optimistas? Eso es porque el ejercicio libera endorfinas, que promueven el buen humor y el pensamiento positivo.

El ejercicio también proporciona una buena liberación de esa energía que el estrés acumula dentro de ti. Además, el ejercicio aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, permitiendo que llegue más oxígeno, lo que tiene numerosas ventajas, incluyendo los pensamientos positivos. Caminar, correr y practicar diferentes deportes, alivian el estrés. Para obtener grandes beneficios del alivio de la tensión, los expertos recomiendan realizar ejercicio físico una media hora al día durante tres días a la semana.

Los masajes también puede reducir significativamente el estrés mediante la liberación de la tensión en los músculos. Diferentes estudios también han demostrado que mediante los masajes se estimula el sistema inmunológico, el cual puede haberse debilitado por el estrés. Tu mismo puedes darte un masaje eficaz que sea capaz de aliviarte des estrés. Suaves movimientos circulares en tus músculos durante unos minutos, irán eliminado la tensión.

Al igual que con un auto-masaje, la relajación muscular progresiva es algo que puede hacer que te olvides del estrés. Comienza con tu cabeza y ve bajando hasta los pies, aunque también puedes empezar de abajo a arriba. Además de estas técnicas, cambiar la forma en la que respiras y tomar descansos para practicar la meditación puede hacer que te relajes considerablemente.